No todo iba a ser siempre estudios de marca. Esta vez estudiaremos algo un poco más abstracto. Me en interesado por el concepto de la tristeza.

Para hacer el nombre debía de encontrar una palabra que me fuese apropiada. Estos son los sinónimos de tristeza:

pena, desconsuelo, aflicción, amargura, melancolía, pesadumbre, pesar, quebranto, tribulación, desdicha, nostalgia.

Las que más me convencen son “pena” y “pesar”. Quiero algo legible, no quiero una palabra de más de 6 letras, y casi todas tienen 9 o más.

Tras estudiar ambas veo que Pena es una palabra que también se utiliza como sinónimo de sentencia, y pesar es un verbo referido a pesos. Como no quiero dar lugar a segundas lecturas desarrollo las palabras en sus variantes y me quedo con “Penita”, un diminutivo de pena que evoca a la tristeza.

Una vez con el nombre el resto fue cosa fácil:

  • Una tipografía con sefira para transmitir un concepto básico como la tristeza.
  • Algunas letras caídas de su posición para dar sensación apesadumbrada, abatida.

La parte más difícil fue la decisión de incluir un isotipo. El texto ya tiene la suficiente personalidad como para no necesitarlo y podría distraer, pero aun así me decido a estudiarlo más a fondo.

Tras bastante análisis buscando el símbolo perfecto para la tristeza, me decanto por las lágrimas. Un rápido examen me ayuda a ver las posibilidades decidiéndome finalmente por que la misma palabra llore por su lateral unas lágrimas cual ojo.