Es curioso como la idea de transformar la letra “M” en una corona nunca la haya visto. He visto montones me emes coronadas, pero pocas coronas formadas por una eme.

En este ejercicio de diseño de Logotipo trabajamos el concepto de una ficticia empresa de montaje de escenografías que quiere dar énfasis en su especialidad con grandes proyectos y de la larga experiencia que poseen.

Con una idea clara en mente se busca una tipografía que las represente lo más fielmente. Tras un largo filtrado previo nos quedamos con unas pocas que finalmente se someten a un escrutinio mayor. La última es perfecta ya que la “M” tiene una forma puntiaguda que recuerda a una corona, concepto en el que nos vamos a basar.

Tras una evolución en el desarrollo del isotipo nos quedamos con dos opciones finales muy similares. La de la derecha muestra una “M” más clara y evidente que la de la izquierda ya que es “matemáticamente hablando” más correcta. Pero el diseño no se basa en matemáticas, y la de la izquierda transmite una imagen de mayor grandiosidad, precisamente el concepto que estamos buscando conseguir.

Finalmente hacemos unos ajustes finales en el texto para que se adapte y se integre mejor con el isotipo. La tipografía original no coloca la letra “J” en el centro del logo tal y como nos gustaría, así que modificamos los espacios entre letras para que se adapten lo mejor posible, siempre intentando no romper “la mancha tipográfica” y que nos quede desequilibrado.